Abraham Valdelomar – tristitia


“Mi infancia, que fue dulce, serena, triste y sola, se deslizó en la paz de una aldea lejana…”

 

Abraham Valdelomar fue un narrador, poeta, periodista, ensayista y dramaturgo peruano. Es considerado uno de los principales cuentistas del Perú, junto con Julio Ramón Ribeyro. Murió a los 30 años y dejó una obra dispersa y desordenada, producto de la época que le tocó vivir a comienzos del siglo XX. Se le atribuye la frase “Si el Perú es Lima, Lima es el Jirón de la Unión, el Jirón de la Unión es el Palis concert, Y el Palais Concert soy yo”.

Tristitia es un soneto que respira el paisaje de la costa peruana, el viento, el sol, el sonido del mar, lo que la gente dice, lo que la gente no dice, expresado en palabras llanas y directas, de todos los días.

Juan Luís Dammert musicaliza este poema a ritmo de valse en su disco “Los poetas sueltos”.


—————–

Abraham Valdelomar – tristitia

Mi infancia, que fue dulce, serena, triste y sola,
se deslizó en la paz de una aldea lejana,
entre el manso rumor con que muere una ola
y el tañer doloroso de una vieja campana.

Dábame el mar la nota de su melancolía;
el cielo, la serena quietud de su belleza;
los besos de mi madre, una dulce alegría,
y la muerte del sol, una vaga tristeza.

En la mañana azul, al despertar, sentía
el canto de las olas como una melodía
y luego el soplo denso, perfumado, del mar,

y lo que él me dijera, aún en mi alma persiste;
mi padre era callado y mi madre era triste
y la alegría nadie me la supo enseñar.

—————


Juan Luis Dammert – Tristitia (Abraham Valdelomar)

A %d blogueros les gusta esto: